27 de enero de 2014

Sí se puede!

Andaba yo esta tarde preparando un nueva entrada sobre el trabajo en red, cuando ha saltado la noticia de que el presidente de la Comunidad de Madrid ha anunciado la paralización de la privatización de 6 hospitales de la región, que dejaría en manos de 3 empresas privadas la gestión de dichos centros sanitarios públicos. Todo ello, tras haberse conocido que el Tribunal Superior de Justicia ha ratificado la paralización cautelar de estas adjudicaciones por los efectos irreparables que podrían tener.
A priori, podemos asegurar que es todo un triunfo de la sociedad madrileña que ha sabido pelear y defender lo que es suyo, lo que se paga "entre todos" por medio de los correspondientes impuestos. Porque no hay que dejar de recordar que la asistencia sanitaria "no es gratuita", la pagamos entre toda la ciudadanía. Y cuando a la sociedad madrileña se la han querido robar, miles de ciudadanos han salido a la calle para defenderla, demostrando que "sí se puede!".
Ahora, nos tocará esperar a ver qué ocurre de aquí en adelante, porque están surgiendo numerosas voces que intentan atribuir esta decisión a las causas más diversas y variopintas:
- algunas personas dicen que es porque a las empresas adjudicatarias no les salían finalmente las cuentas y, como las comunidades autónomas no tienen dinero para "jugar", no iban a poder "complementar" los beneficios.
- otras personas dicen que no refleja más que la incapacidad del actual equipo de gobierno para gestionar éste y otros temas relevantes para Madrid (como los juegos olímpicos o Eurovegas) y que, en definitiva, ha supuesto una herencia envenenada de la expresidenta (que se lo veía venir).
- hay quien habla del poder del pueblo que ha hecho retroceder a sus gobernantes.
- ....
Sea como fuere, lo que sí parece cada vez más cierto es que estamos llegando a un punto en que sólo los tribunales son capaces de controlar a "los políticos que viven por encima de sus posibilidades". Aunque yo, personalmente, creo que la decisión judicial ha servido para detener provisionalmente el proceso de privatización, pero la presión popular ha logrado que se retire totalmente el proyecto.
En el futuro inmediato se abren frentes similares, como es el campo de los Servicios Sociales que están claramente amenazados por la reforma de la administración local (tal y como he contado en mis últimas entradas). Y, en este caso, con un problema añadido y es que muchos Servicios Sociales sólo pueden ser gestionados por la propia administración porque tienen mucha rentabilidad social, pero no son rentables económicamente, por lo que ni tan siquiera surgirían empresas interesadas en gestionarlos, por lo que se puede anticipar que la intención real es eliminarlos.
En este frente también será fundamental que la ciudadanía sepa luchar y defender por lo que es suyo y por el sistema que está ayudando a casi 8 millones de personas a sobrevivir y salir adelante frente a las circunstancias actuales de nuestro país.
Espero que nuestros gobernantes comiencen a darse cuenta de que una mayoría absoluta no da carta libre para arrasar con sistemas de atención a la ciudadanía que están funcionando, aunque sean bastante mejorables. Con los profesionales de estos sistemas podrán contar siempre, porque somos los primeros interesados en que funcionen de la forma más eficaz y más eficiente posible.

__________

Entrada publicada por Juanma Gil en "Al día del Trabajo Social", en el diario digital menorcaaldia.com, el 27.01.2014

0 comentarios :

Publicar un comentario

Encantado de escuchar tu opinión. Comenta, por favor.